Blog

KameOne está permanentemente presente en los mayores medios de comunicación del país. En nuestro blog encontrarás a nuestros expertos comentando sobre temas de negocios, finanzas y de interés empresarial general.

Para hacer frente a la crisis económica y de desempleo provocada por la pandemia de COVID-19, el 25 de marzo se ingresó a la Cámara del Senado el proyecto de Ley de Protección al Empleo, normativa laboral que entró en vigencia el 6 de abril de 2020 y que, al 14 de junio, ya había sido invocada por 101.204 empresas.

¿Sabes cómo le afecta a tu empresa o a tu pyme y el retiro de del 10% de la AFP? Diversos economistas señalan que un tercio de estos fondos están destinados a pagar deudas y los otros dos tercios directamente al consumo, por lo tanto es muy probable que las empresas comiencen a tener actividad económica, inusual considerando este año, y deberán estar preparados.

Para que una empresa logre posicionarse en el mercado y crecer de forma sostenida, necesitamos administrar correctamente los recursos y tener una visión detallada y actualizada de la situación económica de la entidad. En ese sentido, es indispensable optimizar al máximo la gestión financiera, algo en lo que la automatización puede ayudarnos considerablemente.

Una buena gestión de los recursos es determinante para que las empresas puedan tener una buena salud financiera y, con ello, evitar períodos de crisis o lo que es peor, caer en la temida quiebra. En ese sentido, el flujo de caja constituye uno de los principales indicadores a evaluar, permitiéndonos tener una visión clara sobre la capacidad de la entidad para sostener sus operaciones cotidianas.

¿Y si pudieras ver y controlar el funcionamiento de tu empresa solo desde tu celular? Un sistema ERP nos permite gestionar diversos procesos o áreas de nuestro negocio de forma integral, brindando información centralizada. Esto, desde luego, nos facilita la gestión empresarial y facilita la toma de decisiones estratégicas.

Hasta hace solo algunos años, los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) solo estaban al alcance de las grandes compañías. Hoy, gracias a la digitalización y el enorme avance tecnológico son mucho más asequibles y cualquier negocio puede implementarlos, especialmente bajo la modalidad SaaS (software como servicio).