Blog

KameOne está permanentemente presente en los mayores medios de comunicación del país. En nuestro blog encontrarás a nuestros expertos comentando sobre temas de negocios, finanzas y de interés empresarial general.

La pandemia de COVID-19 ha tenido efectos que van más allá de lo sanitario, impactando considerablemente a la economía y generando un mercado aún más competitivo que lo habitual. En ese sentido, conseguir el ansiado crecimiento empresarial se torna una tarea más compleja, pero que es posible alcanzar considerando algunos útiles consejos.

El proceso se inició el 1 de abril y muchos aún no realizan la declaración de renta, y otros que ya lo han hecho, podrían haber cometido una serie de errores que incluso podrían costarles pérdidas grandes de dinero. Por lo mismo, los expertos recomiendan que no se haga los primeros días, para evitar así cometer errores o porque muchas veces la información puede variar. Y si ya está hecha, ¿hay posibilidades de cambiarla? Es una de las preguntas más recurrentes, ya que muchos se dan cuenta, tras el envío, que se cometieron algunas faltas.

Ya llegó marzo y con ello la conocida Operación Renta, que este mes comienza con las declaraciones que deben emitir las empresas a lo largo del país. Según el calendario tributario del Servicio de Impuestos Internos (SII), primero se comienza con las declaraciones juradas (DDJJ) de sueldos 1887 el 19 de marzo, seguida por la DDJJ de Honorarios 1879 y la DDJJ de Arriendos 1835, ambas el 24 de marzo. Más tarde, en abril corresponde la presentación del formulario de declaración de renta F22 y las últimas declaraciones juradas.

La tecnología fue un apoyo fundamental durante 2020 y será protagonista este 2021. Manejar una empresa a distancia, plataformas que permiten el teletrabajo, softwares que permiten a los trabajadores obtener la información en línea y de manera automática y aplicaciones que proyectan la empresa para verificar el estado de las contrataciones, son algunos de los avances que que seguirán presentes este año.

Para mantener ese control, una gran ayuda es la que entrega la tecnología, que permite actualmente —a través de distintas herramientas— poder manejar nuestro negocio desde el teléfono celular. Este beneficio se puede obtener si se escoge un software de gestión empresarial, pudiendo obtener informes en línea, día a día, tomar gracias a ellos decisiones sustentadas en números concretos, proyectar las ganancias y las pérdidas y hasta crear presupuestos para este 2020.

Nuestro clientes más lejano controla su empresa desde Isla de Pascua, incluso desde su celular. Así como él y su esposa Francisca Ayala, son cientos los dueños de empresa que están, además de teletrabajando, lejos geográficamente de su negocio y han podido lograr que siga funcionando. Un cambio que se generó producto de la pandemia y que ya está instalado en nuestro país. ¿Cómo esta pareja logra manejar sin problemas su negocio? Ellos mismos lo cuentan.