Flujo de caja: la importancia de su gestión en la empresa

Una buena gestión de los recursos es determinante para que las empresas puedan tener una buena salud financiera y, con ello, evitar períodos de crisis o lo que es peor, caer en la temida quiebra. En ese sentido, el flujo de caja constituye uno de los principales indicadores a evaluar, permitiéndonos tener una visión clara sobre la capacidad de la entidad para sostener sus operaciones cotidianas.

#

Una buena gestión de los recursos es determinante para que las empresas puedan tener una buena salud financiera y, con ello, evitar períodos de crisis o lo que es peor, caer en la temida quiebra. En ese sentido, el flujo de caja constituye uno de los principales indicadores a evaluar, permitiéndonos tener una visión clara sobre la capacidad de la entidad para sostener sus operaciones cotidianas. 

¿Qué es flujo de caja? 

Se trata de un informe financiero que presenta en detalle los ingresos (ventas, cobro de deudas, alquileres, etc.) y egresos (arriendos, pago de sueldos, compra de insumos básicos, etc.) de una empresa en un período determinado. Siendo así, una buena gestión de flujo de caja nos permite contar con los recursos necesarios para cumplir con los compromisos con terceros y mantener la continuidad operativa de nuestro negocio.

El resultado del informe -es decir, la diferencia entre los ingresos y los egresos- lo conocemos como saldo o flujo neto. Si la cifra es positiva significa que los ingresos del período fueron mayores a los egresos; cuando es negativa, sucedió exactamente lo contrario.

¿Cuál es la importancia del flujo de caja? 

Una de las principales causas de quiebra en las empresas es una mala gestión del flujo de caja. En ese sentido, Manuel Concha - CEO de Kame ERP- explica que los negocios no fracasan a causa del margen de rentabilidad de sus ventas, sino por el nivel de dinero que tienen disponible. “En otras palabras, si compro un producto en 100 y lo vendo en 500 se obtienen 400 de utilidad, pero si mis clientes no me pagan aunque tenga una alta rentabilidad puedo quebrar”, afirmó.

Al dejarnos ver la liquidez del negocio, el flujo de caja nos ayuda a distribuir el capital de forma más óptima, así como a mantener una estructura económica capaz de asumir las obligaciones financieras y enfrentar de manera sólida las variaciones del mercado. 

En la misma línea, una correcta gestión de flujo de caja nos permite mejorar la toma de decisiones estratégicas en aspectos como: 

  • Necesidad de buscar financiamiento.
  • Viabilidad de las inversiones.
  • Cumplimiento de las obligaciones financieras.
  • Forma de pago a los proveedores.
  • Otorgamiento de crédito a clientes y por cuánto tiempo.

¿Sabías que 82% de las pymes fracasan debido a problemas en el flujo de efectivo? Este dato evidencia la importancia del flujo de caja dentro de la contabilidad de la empresa. Además, una mala gestión en la materia nos hace perder tiempo a la hora de cuadrar los balances, pues no contaremos con información precisa respecto del manejo de efectivo.

Además, debemos tener presente que un balance general saludable es, usualmente, el resultado de un manejo exitoso de este indicador.

Por otra parte, al no contemplar el flujo de caja en la contabilidad, se omite el movimiento real de ingresos y egresos, pudiendo generar errores en los estados financieros e incluso en inconsistencias tributarias, porque se toman decisiones con una información diferente a la reportada al Servicio de Impuestos Internos (SII).

Teniendo claridad sobre qué es flujo de caja, debemos tener presente que en la actualidad existen sistemas especializados que, además de simplificar las operaciones, permiten automatizar diversos procesos, evitando incurrir en errores y optimizando al máximo la gestión comercial de nuestro negocio. Nos referimos a un sistema de gestión empresarial ERP como Kame.  

Nuestro sistema de gestión empresarial ERP almacena toda la información contable y genera, automáticamente el flujo de caja, facilitando su proyección al mediano y largo plazo. Además, gracias a su estructura modular y gestión centralizada de los datos, podemos acceder a datos actualizados y certeros, facilitando la toma de decisiones y pudiendo establecer proyecciones precisas para una correcta administración de nuestro negocio.